La realidad de la inmigración en Australia y los tipos de Visado

Autor:

Teresa

Fecha:

8 marzo, 2016

Categoría:

Australia, Reflexiones

Concesiones y características de algunos Visados que Australia concede a aquellos que queremos trabajar y estudiar inglés en el país y cómo son sus políticas con los inmigrantes.

Después de unos meses por aquí y de conocer a gente con todo tipo de visas e indagar un poco en el tema con profesores y nativos, hemos decidido escribir un post acerca de cómo funcionan las Visas en Australia, de las opciones que hay y de las impresiones que nos ha generado.

Seguro que a más de uno le suena el programa de televisión en el que se muestran episodios sobre lo duras que son las aduanas australianas en los aeropuertos. Pues bien, este proteccionismo no deja de ser verdad y donde primero se ve reflejado es en el tipo de Visados que conceden.

Como entrar con una Visa de trabajo (o bien una Visa con patrocinio o una Visa temporal) a Australia es bastante complicado pues tienes que conseguir lo que se conoce como sponsor(ya hablaremos más adelante más en profundidad sobre esto), nos vamos a centrar en el tipo de Visado con el que venimos casi todos aquí, que son las Visas de estudiante.

Working Holiday Visa

Hace tres años el Gobierno australiano comenzó a conceder a España Visas del tipo Working Holiday para todos aquellos que que queríamos venir a estudiar y a trabajar al país. Este tipo de Visa resulta muy atractiva porque te permite trabajar 40 horas semanales y no tienes la obligación de contratar un curso que te obligue a cumplir un tanto por ciento de asistencia a la semana.
Esta concesión resultó un gran avance para todos los jóvenes que teníamos en mente salir de España en busca de un futuro mejor pero la realidad es que solo se conceden 500 cada año y resulta cada vez más complicado conseguir una.

Visa de estudiante

El otro tipo de visado es el de estudiante. Este es el más recurrido pero a la larga el más frustrante ya que solo te permite trabajar 20 horas semanales y la asistencia al curso es obligatoria, tanto que si faltas un 20% la escuela se pone en contacto con inmigración para informar de ello y te acaban deportando a tu país. Esto es tan cierto que hemos visto a más de uno saliendo del despacho de la directora de la escuela llorando porque en una semana tenía que dejar el país.

Aun así, lo que queremos remarcar es que si estás pensando en venirte por aquí y dentro de todas las posibilidades te estás decantando por la opción de la Working Holiday porque piensas que puede ser la más rentable para ti porque te va a permitir ganar más dinero al poder trabajar más horas, tenemos una mala noticia para ti: el Gobierno australiano tiene calculado que el dinero que puedas hacer el tiempo que estés en el país trabajando iguale o no supere la cifra de la inversión total de toda tu estancia aquí. Al fin y al cabo, Australia ha sabido sacarle rentabilidad al negocio de las Visas y todo esto forma parte de un conglomerado estratégicamente planeado que le permite reforzar aun más si cabe el proteccionismo que caracteriza a su economía.

gold-coast-beach

Hemos tenido la oportunidad de hablar con profesores y gente que lleva mucho tiempo aquí y que han pasado por todo tipo de visas, hemos investigado sobre el tema y una vez que comienzas la vida aquí te cercioras de que es cierto.

El Gobierno australiano tiene calculado que el dinero que puedas hacer el tiempo que estés en el país trabajando iguale o no supere la cifra de la inversión total de toda tu estancia aquí.

En definitiva, existe una cierta discriminación implícita que aunque no se manifiesta en forma de racismo por parte de los ciudadanos de aquí (de hecho son bastante agradables) si lo hace de forma que las dificultades para los de fuera en los procesos para alcanzar un nivel de vida similar al de un ciudadano medio australiano son palpablemente notorias.
Un ejemplo podría ser mi caso: trabajando en un puesto cualificado y con experiencia a mis espaldas, en el que a un ciudadano de aquí le estarían pagando un mínimo de $40 dólares a la semana, soy consciente de que están tomando ventaja ante mi condición de inmigrante y que me están pagando bastante menos y que por lo tanto es difícil que pudiera obtener beneficios durante mi estancia aquí, además de que no puedo trabajar la jornada completa salvo cuando estoy en mi periodo de vacaciones exclusivamente.

Tipos de Visados

La parte más injusta llega cuando nos dimos cuenta de que existe una desigualdad notoria en cuanto a la obtención de la Visa dependiendo del país de procedencia.

De esta manera Australia denomina con un número a cada país (uno, dos o tres) dependiendo del grado de riesgo del mismo. Ese riesgo traducido a términos de inmigración se refiere a la mayor o menor posibilidad que existe de que el inmigrante vaya a querer quedarse en el país por un periodo largo de tiempo o de que intente conseguir la nacionalidad y el grado en que sus ingresos pueden ser sacados hacia sus países de origen con sistemas económicos más inestables y con monedas más devaluadas. Algunos ejemplos son Taiwán, Filipinas, Vietnam, China, Venezuela… A estos en concreto se les otorga un 3. En el caso de países más desarrollados, estables, con monedas fuertes y con menor riesgo de que el inmigrante quiera quedarse aquí definitivamente, se les concede un 1 y suelen ser países desarrollados como Korea, Japón, la zona euro…

Esto traducido al día a día significaría que España, que pertenece al grupo de los uno, es un país cuya inmigración es estacional. Es decir, saben que venimos aquí para una temporada, con el objetivo primero de mejorar el inglés y que después de unos meses volveremos a nuestro país.

Sin embargo, para países como China, Venezuela, Vietnam, India… resulta muy atractivo venir a un país en el que se le paga a un trabajador a la hora lo mismo que en su país al mes y por eso el riesgo de que quieran permanecer en el país y de que vayan a sacar dinero es mucho más elevado.

Seguro de viaje

En Australia la sanidad no es gratuita, al menos para lo que no somos residentes y un requisito fundamenta para conseguir cualquier tipo de visado es contratar un seguro. Una de las mejores opciones es cogerlo con Chapka pues tiene distintos tipos de seguro dependiendo del tipo de visa, ya sea de estudiante o working holiday visa, incluso seguros de viaje para turismo en cualquier país. Si quieres saber más pincha aquí.

barandilla

¿Qué hace ante esto el Gobierno australiano?

Resulta de una injusticia enorme pero conforme mayor sea el número otorgado más elevado es el coste de la visa y los requisitos para conseguirla. Sabemos que compañeros brasileños por ejemplo, a quienes Australia les otorga un dos, han tenido que pagar el doble por un visado que es exactamente igual que el nuestro, demostrar que poseen un gran aval en sus cuentas bancarias, así como pasar por unos procesos largos y costosos hasta obtenerla. Además mucho compañeros de latinoamérica ni tan siquiera solicitan periodos de vacaciones entre curso y curso por temor a que no les concedan el visado.

Conclusiones

No queremos que este post suene derrotista o desanime a nadie a venir aquí. Sabemos lo que se siente cuando estás en España buscando todo tipo de información que te reconforte y te reafirme en tu idea y en en que el paso que vas a dar sea lo más acertado posible y convencerte de que no te estás equivocando.

Nuestro consejo ante esto es: no dejes que ninguna idea negativa que leas en Internet acerca de la decisión que vas a tomar influya en ti. Australia es un país lleno de oportunidades que si sabes aprovechar y luchar por conseguirlas puede merecer mucho la pena. Dar este paso para nosotros ha sido una de las mejores cosas que hemos hecho en nuestra vida así que si tu también tienes claro que debes hacerlo hazlo.

Nuestro propósito no es si no informar de todo aquello que observamos a nuestro alrededor y que nos hubiera gustado conocer cuando estábamos planeando nuestro viaje. Es una simple cuestión de abrir lo ojos y de conocer bien cómo funciona las cosas aquí para evitar posibles frustraciones futuras.

Todo depende de la actitud con la que vengas, de tus objetivos para con tu estancia en el país y de lo decidido que vengas a que sea una de las mejores experiencias de tu vida. Si tu decisión es quedarte a vivir aquí o conseguir la residencia y no puedes no te frustres, ven con la idea de que es difícil pero no imposible y de que entre medias de todo eso te espera una experiencia única e inigualable.

Lo imposible es solo aquello que nos se intenta.

mario-burleigh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *