Melbourne, una de las mejores ciudades del mundo para vivir.

Autor:

Teresa

Fecha:

4 noviembre, 2016

Categoría:

Australia, Rutas

Teníamos muchas ganas de conocer la ciudad la cual suele ocupar los primeros puestos en los rankings de las mejores del mundo para vivir. Y efectivamente pudimos comprobar que, sin duda, es una de las mejores de Australia.

Por fin llegamos al final de nuestra ruta, Melbourne. La segunda ciudad más grande de Australia y reconocida como una de las diez mejores del mundo para vivir.

Además, la mayoría de los australianos la tienen como la mejor ciudad del país en cuanto a estilo de vida, arte y diseño.

Sus calles

Al llevar viviendo un año en Gold Coast, que a fin de cuentas no es una ciudad muy grande, visitar Melbourne nos trajo la nostalgia de vivir en una gran ciudad con sus calles abarrotadas de transeúntes, gran oferta cultural, sus edificios grandes y antiguos o la presencia de artistas tocando en cada esquina.
callejon-chica-melbourne
En esta ciudad han sabido conservar sus orígenes arquitectónicos y fundirlos con el al arte callejero sin que parezca vandalismo o un despropósito. Allá donde fuéramos había un acertado graffiti junto a un edificio colonial, una calle ancha haciendo de highway con las vías del tranvía por medio o pequeñas tiendas de diseño cuidado conviviendo con otras que parecía que llevaran décadas allí.

graffitti-hamburguesa-melbourne

graffitti-kadarsians

donaltrump-melbourne

barras-callejon-melbourne

callejon-melbourne

Cafeterías en Melbourne

Algo que todo el mundo nos había dicho es que esta ciudad era famosa por sus buenas cafeterías, y por supuesto no íbamos a irnos sin probar alguna. Los australianos no tiene una hora estipulada para comer. Ellos se decantan más por tomar un lunch alrededor de las 11 de la mañana así que nos dejamos llevar por nuestro anfitrión en la ciudad, James, y nos llevó a su cafetería favorita, Barry, en el distrito de Forniture.
cafe-melbourne

cafe-barry-melbourne

Ahora entendemos la fama de su gastronomía, ya que sin lugar a dudas, es de lo mejor que hemos probado por estas tierras.
cafe-barry-melbourne-2

cafe-barry-melbourne-comida

Las comparaciones son odiosas, pero podríamos decir que el homólogo de Sydney es Madrid y el de Melbourne, Barcelona

China town

Como en cada ciudad grande de casi todo el mundo, en Melbourne también existe un barrio chino o también conocido como chinatown. El de Melbourne es tan inmenso que en cuanto lo recorres un poco parece como si te trasladaras a las calles de Pekín por unos instantes.
china-town-melbourne-2
china-town-melbourne-3

Las casitas veraniegas de Melbourne

Nadie sabe a ciencia cierta el porqué de su fama, pero el caso es que estas casitas de madera a orillas de la bahía de Melbourne son toda una atracción turística. Se trata de casetas de madera donde los antiguos pescadores guardaban sus aparejos, hoy remodelados en pequeños almacenes o casitas donde pasar el día cerca del agua con un valor que superan los 100.000 dólares australianos por unos escasos 5 metros cuadrados, si llega.
casitas-melbourne

casa-playa-melbourne

Transporte por la ciudad

Cómo toda ciudad en el mundo, el tráfico en el centro es un caos, y aparcar algo imposible. Sin embargo, tiene un buen servicio de trenes y tranvías. Para nuestra sorpresa, descubrimos que en la zona centro había una línea circular gratuita para todo el mundo, sin duda un gran acierto para todos los turistas que quieren conocer la zona más bonita de la ciudad dentro de un entrañable y viejo tranvía.
tranvia-melbourne
chicas-en-melbourne

La final de la liga de fútbol australiano

Sin saberlo caímos en la ciudad durante el partido de fútbol aussie más importante en décadas: la final de la liga entre los Swans de Sídney y los Dogs de Melbourne. Ya en Sídney nos lo había comentado un vecino de caravan park mientras cenábamos y él. Vestido con su bufanda de los Swans al cuello, mientras sacaba unas cervezas de la nevera nos dijo: “vais a Melbourne durante el evento del siglo, espero que lo aprovechéis por los que no podemos”.
hooligans
El ambiente de excitación se respiraba ya en Sídney unos días antes, y en Melbourne, como no podía ser menos, las calles estaban abarrotadas de banderas, gorros y bufandas de ambos equipos. Nadie hablaba de otra cosa y lejos de los piques españoles en el clásico, ambas aficiones se respetaban, pues estaban orgullosos de verse las caras en una final que hacía décadas que no se repetía.

La ciudad se tiñó de rojo y blanco cuando finalmente ganaron los Dogs de Melbourne

Los Doce Apóstoles

A algo más de dos horas en coche hacia el sur se encuentran los Doce Apóstoles, gigantescas rocas en mitad del mar que desafían las envestidas de un furioso mar. Antiguamente formaban parte de la costa, pero la erosión del viento y el agua han hecho de este enclave una de las mayores maravillas de Australia. Antaño fueron doce, hoy en día muchas de ellas se han terminado desplomando, y el resto lo acabarán haciendo. Por ello, mientras se esté en Australia, viajar para ver esta maravilla con fecha de caducidad es más que una obligación.
puente-de-los-doce-apostoles

roca-doce-apostoles

doce-apostoles-landscape

Es posible que volvamos algún día a la que nos pareció la mejor ciudad de Australia, y en gran parte fue gracias a nuestro anfitrión James, que nos hospedó y mostró cada rinconcito de esta hermosa ciudad! ¡Volveremos a verte amigo!
solos-en-los-doce-apostoles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *