Los sitios imprescindibles que visitar en Sídney.

Autor:

Mario

Fecha:

19 octubre, 2016

Categoría:

Australia, Rutas

Al contrario de lo que se piensa, no es la capital de Australia, pero sí la ciudad más poblada de toda Oceanía y prácticamente el centro neurálgico del país. La city, como ellos la llaman, es una ciudad de contrastes y asombrosamente grande.

La tercera parada de nuestra ruta por la costa este de Australia, después de dejar atrás Fingal Bay y Shark Island fue Sídney.

Lo primero que nos llamó la atención fue la asombrosa extensión que tiene. Igual que Brisbane o Melbourne, estas ciudades se caracterizan por tener un centro financiero lleno de rascacielos mientras que el resto de la ciudad está compuesto por residenciales de casas bajas.

Teniendo en cuenta que la población es algo más de 4,6 millones, podemos hacernos una idea de su extensión.

Madrid tiene una superficie de 606 km², Barcelona 102 km², y Sídney unos 12.406 km². Seguro que ahora podemos hacernos una idea ¿no?

Bondi Beach

Es la playa mas famosa de Australia, y probablemente en la que más gente haya por metro cuadrado. Sídney tiene pequeñas playas por toda su costa, pero ésta es la más grande y bonita de todas. Además está rodeada de cafés bonitos y chalés lujosos.

Aquel día, además, pudimos disfrutar de la presencia de delfines que jugueteaban con los surfistas mientras éstos cogían olas.

bondi-beach-panorama

dolfins-in-bondi-beach2

Por cierto, este fue el escenario en el que fue tomada la fotografía ganadora del premio World Press Photo del año pasado:
hboavfnmajrop1tnskgs

Opera House

Desde su inauguración en 1973 por la reina Isabel II, este edificio a albergado los eventos más importantes del país. A orillas de la bahía de Sídney con vistas al famoso puente y a The Rocks, la casa de la opera es el principal monumento de Australia con más de 4 millones de turistas que la visitan cada año.

La Opera de Sídney es una de las maravillas del mundo moderno, y sin duda de las mejores cosas que ver en Sídney.

sydney-opera-house-crew

Sídney Harbour Bridge y The Rocks

Elevado sobre la bahía de Sídney, este puente de más de un kilómetro de longitud conecta la zona financiera con la parte norte de la ciudad. A un extremo está el parque temático Luna Park y al otro The Rocks, el barrio más antiguo de la ciudad, donde comenzó la actividad colonial en 1787 con la fundación de la ciudad y donde actualmente continua instalado un mercado intermitente.

the-rocks-market-sydney
bridge-sydney-night

La city

Como ya dijimos antes, Sídney es una ciudad enorme, y las distancias se hacen insufribles. Ante la certeza de que usar el coche es pillar varios atascos, la mejor alternativa es utilizar el tren. La zona centro es muy parecida a la de Brisbane, con edificios modernos y de varias alturas que se mezclan con iglesias de estilo anglicano.

city-center-sydney

city-center-sydney-towers
the-rocks-sydney
Algo que nos llamó la atención es la cantidad de asiáticos que hay por toda la ciudad. Ya en Gold Coast nuestros amigos koreanos y japoneses nos comentaban que a pesar de no gustarles mucho el sol, estaban en Gold Coast porque hay menos asiáticos y no relacionándose entre ellos es la mejor forma de aprender inglés y vivir una experiencia más autentica. Es por eso que muchos descartan Sídney y Melbourne aunque sean destinos favoritos para ellos tanto por el clima como por las oportunidades de acabar consiguiendo un sponsor y finalmente conseguir la residencia australiana.

Luna Park

El mítico Luna Park es un pequeño parque de atracciones en mitad de la ciudad que goza de ser uno de los pocos del mundo en estar protegidos por legislación nacional, debido en gran parte al afecto que le procesan los residentes de Sídney.

La cara gigante de un payaso sonriente de carton piedra es la que te da la bienvenida a este singular parque de atracciones.

luna-park-sydney-cara
payasos-sy

Dónde dormir

Si vas en caravana o furgoneta, esta ciudad no está demasiado acondicionada para este tipo de viajeros. En el centro de la ciudad resulta imposible encontrar campings donde pasar la noche y los escasos que existen están a las afueras. En el que nosotros nos quedamos se llama Lane Cove National Park, un parque nacional en el que han reservado una parte para convertirlo en un lugar donde aparcar las furgonetas y pasar la noche.
Es curioso que a tan escasos kilómetros de la gran urbe exista un lugar como este, en el que duermes rodeados de todo tipo de fauna autóctona que se deja no solo oír sino ver. Este fue el caso del Posum que vimos. Un curioso marsupial, típico de la zona, que nos recibió entre los árboles en los que teníamos aparcada la furgoneta.
posums-sydney

Conclusiones

Salvo por la Ópera, Sídney no nos pareció una ciudad muy entrañable sino todo lo contrarío, algo distante y fría. Quizá echamos en falta algún conocido que nos pudiera enseñar la ciudad más en detalle y nos pudiera mostrar los rincones ocultos que es donde realmente se hayan los encantos de una ciudad. Sin embargo cuando anochece, ya sea desde la Opera, cualquiera de las orillas de la bahía o desde el interior, curiosamente la ciudad se vuelve más acogedora.

dog-in-bondi-beach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *