Un pedacito de Europa dentro de Gold Coast

Autor:

Mario

Fecha:

28 julio, 2016

Categoría:

Australia, Gold Coast

Un poco al interior descubrimos una villa que ha recreado el estilo europeo y que tiene hasta un David de Miguel Ángel en plena plaza.

Hace poco os contamos que The Gold Coast es una región de contrastes, pues bien; a pesar de llevar aquí ocho meses no dejamos de sorprendernos, ya que lo que hemos encontrado no tiene nada que ver con lo que acostumbramos.
europe-gold-coast

Llegamos allí por casualidad mientras buscábamos otro destino. Ya desde la carretera un gran hotel en lo alto de una colina nos llamó la atención, pues su estilo arquitectónico no tenia nada que ver con lo que habíamos visto hasta ahora en este país, así que decidimos verlo más de cerca.

hotel-gold-coast

callejon-2

Es como si hubiesen cogido un pequeño barrio de una ciudad europea y lo hubiesen trasladado a Australia.

Sólo con ver la primera esquina del barrio ya nos percatamos que aquello era diferente. Por lo general, en Australia, las casas, hoteles, edificios estatales y de servicios públicos, o de negocios, están separados unos de otros, en su gran mayoría por un pequeño jardín y una verja de madera o metal.

En cuanto entramos por la calle principal nos pareció haber vuelto por un instante a casa. Además hacía bastante frío ese día por lo que la inmersión en el ambiente fue total.

edificios-ciudad

fuente-calle

También es cierto que cuando llevas allí un rato te das cuenta de que la estética es más propia de un parque de atracciones que intenta ambientar las calles de París o Roma y que le falta ese aire desgastado por los años y la Historia.

Calles con nombres franceses, restaurantes griegos, fuentes italianas, callejones portugueses y terrazas españolas.

Es curioso que cuenta incluso con un David de Miguel Angel que, a los pies de una gran escalinata, vigila la costa de la ciudad.

david-miguel-angel-gold-coast

callejon

No sabemos el motivo de esta pequeña isla urbana en mitad de The Gold Coast, pero nos gustó pensar que es una urbanización para europeos que se han retirado aquí y que sin duda echan de menos su tierra. La zona no es gran cosa, pero si te dejas llevar por un instante mientras atraviesas uno de sus callejones, es fácil olvidar durante unos segundos que te encuentras a 17.500 km de tu hogar.

[one_half padding=”0 10px 0 0″]fuente[/one_half][one_half_last padding=”0 0px 0 10px”]boulevard[/one_half_last]

barandilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *