La verdadera experiencia de trabajar en Australia

Autor:

Mario

Fecha:

5 septiembre, 2016

Categoría:

Australia, Reflexiones

Aquí hay trabajo, pero tienes que ganártelo. Australia no es la gallina de los huevos de oro pero es fácil ganarse la vida.

Cada vez nos sentimos más cómodos escribiendo sobre la verdadera vida aquí y es que ya son bastantes meses desde que llegamos. Es por eso que ya consideramos que podemos hablar desde nuestra experiencia y desde la de nuestros amigos y conocidos que al fin y al cabo son como nuestra pequeña familia aquí.

Sin lugar a duda, uno de los temas más frecuentes en las conversaciones es el trabajo, ya que, la mayoría venimos con el objetivo de trabajar para costearnos la experiencia y ahorrar un poco para viajar más adelante. Por esa misma razón, y porque mucha gente con intención de venir hasta aquí nos ha preguntado, escribimos este post. Para que todo aquel que se esté planteando venir conozca antes la realidad laboral de este país.

El trabajo no se regala

Normalmente muchas agencias convencen a los nuevos aventureros para que vengan aquí con la idea de que aquí el trabajo lo encuentras en una semana, por supuesto bien pagado y con expectativas de promoción. Se cubren las espaldas diciendo que lo conseguirás si eres espabilado/a y si buscas bien, pero claro, ¿cuál es ese baremo de “espabilismo”?

Lo cierto es que no es tan sencillo como te lo pintan y ni tan terrible como piensa tu familia.

La inmensa mayoría de los que estamos aquí acabamos trabajando en dos sectores: hospitality (hostelería) o housekeeping (hoteles/moteles). O bien estamos de friegaplatos y camareros o limpiando habitaciones. Son normalmente trabajos que no quieren hacer los australianos, pues son los que menor remuneración tienen, así que están prácticamente diseñados para estudiantes o inmigrantes con la Working Holiday Visa o la Student Visa.

Tanto es así que una de las primeras preguntas en una entrevista es qué tipo de visa tienes y cuanto dura.
piña-glass-mountains

No siempre son buenos trabajos y bien pagados

Nos hemos encontrado prácticamente de todo, desde restaurantes que no pagan a sus empleados hasta hoteles que pagan 10$ la hora, cuando el mínimo legal suele rondar los $18 (dependiendo del sector).

Y es que, el que haya tantas personas buscando trabajo, hace que los empleadores tengan mucha capacidad de negociación, pues siempre habrá gente que necesite mucho el trabajo por muy ilegal que sea el sueldo y lo acabe aceptando. También hemos visto restaurantes cuyo modus operandi es hacer pruebas sin pagar diariamente a los futuros trabajadores y así tener trabajadores gratis hasta que se agote el taco de currículums y es entonces cuando te ofrecen el puesto por 10$ la hora… Por este en concreto pasamos nosotros y lo rechazamos, luego conocimos a unas 8 personas que habían pasado por el mismo restaurante (por cierto, el dueño era español).

A veces vemos ofertas fraudulentas, con salarios ridículos y explotaciones más que evidentes, pero ya está en la necesidad de cada uno aceptarlo o no. Evidentemente cada uno tiene su realidad y expectativas, y en momentos de necesidad es más que lógico aceptar un trabajo de este tipo mientras se busca otro mejor y a la vez que se va mejorando el nivel de inglés, que es lo más importante.
teresa-gold-coast
Aun así, esto no debe alarmar demasiado porque lo que si que es verdad es que aquí protegen mucho al empleado y tienen un organismo dedicado a evitar los contratos fraudulentos y a asegurar que se están respetando los salarios mínimos. Suele funcionar bastante bien y si te pasara alguna vez te recomendamos que vayas e intentes denunciar la situación. Su nombre es Fair Work y allí puedes consultar también los mínimos salariales que debería pagarte un empresa dependiendo de tu nivel de estudios, tu experiencia y tus cualificaciones en el caso de que optes a un puesto cualificado. Conocemos casos en los que no han actuado pero otros en los que sí y la multa para el que contrata puede llegar a ser de varios miles.

Es mucho más fácil encontrar trabajo si tienes una Working Holiday Visa que una Student Visa, sobre todo por la limitación de horas y la asistencia obligatoria a la escuela 20 horas a la semana.

Hay que realizar un trial

Un trial es una prueba para demostrar que eres válido en el puesto de trabajo. Es un trámite necesario para trabajar en Australia, sobre todo en hostelería y restauración y por ley no deben de durar más de dos horas. Si se supera este tiempo, el empleador está obligado a remunerarlo. En este tema hay prácticamente de todo, desde sitios donde son honrados y remuneran toda la prueba, a infiernos donde duran 8 horas y por supuesto sin pagarte un duro.

Cada vez somos más

Hace unos años es posible que hubiese más trabajo debido a que no había tanta afluencia de estudiantes pero ahora parece que todo está cambiando. Vemos como cada semana se llenan las aulas del colegio con nuevos estudiantes con ganas de trabajar a media jornada. No somos solo los españoles los que venimos aquí, hay que tener en cuenta que venimos de todo el mundo, Brasil, Korea, Japón, China, Tailandia… y cada vez somos más. Creemos que Australia se está convirtiendo en un destino de moda y es la primera elección de todos aquellos que ya han descartado Londres como opción donde ir a trabajar y aprender inglés.

Si te lo propones, te esfuerzas y le echas ganas al final encontraras un buen trabajo que te permita vivir, ahorrar y disfrutar de este país.

mario-tere-cascade-gardens

Keep calm, que nadie te quite tus ganas de venir

Parece que estamos echando un jarro de agua fría y pintándolo todo muy negro pero nada más lejos de la realidad. Solo queremos mostrar lo que no se cuenta en la mayoría de agencias que traen estudiantes a Australia, donde te dicen que la gente encuentra trabajo a la semana de llegar con un sueldo de 30 $/h y no es así, al menos para el 99%.

Sin embargo si es cierto que absolutamente todo el mundo que conocemos de los 5 continentes tiene trabajo, con mejor o peor nivel de ingles y variaciones de salario, horario y felicidad respecto al mismo, pero muy pocos se quejan de la ausencia de posibilidades para ganarse la vida aquí.

Restaurantes, hoteles, obras, granjas, tiendas, y por supuesto en trabajos cualificados, en esta país hace falta de todo, al menos en Gold Coast, así que que el tema del trabajo deje de ser tu excusa para no venir a Australia a vivir la experiencia que te ronda la cabeza

Nuestra experiencia

Hi soy Teresa: mi caso no es de los más comunes pues al mes de llegar comencé a trabajar como Diseñadora y Desarrolladora Web en una agencia de comunicación local, aunque he de decir que no fue fruto de la suerte. Desde que llegué no paré de buscar agencias en las que pudiera encajar un perfil como el mío, poniéndome en contacto con ellas proactivamente y mandando curriculums a ofertas de toda Australia. En un principio vine con la férrea idea de trabajar limpiando o de lo que fuera y no me hubiera importado ni lo más mínimo, pero decidí, por qué no, intentarlo y al final hubo suerte.

Hace unos meses me cambié a otra agencia que iba más con mi estilo y además así poder trabajar más cerca de casa. Así que ahora diseño y programo en una agencia llamada Thrive. Un lugar en el que a pesar de las barreras del idioma que no me permiten comunicarme todo lo bien que me gustaría con mis compañeros, estoy muy feliz. Los proyectos que llevo me encantan, los compañeros son super majos, se trabaja con cero estrés y el buen rollo está siempre presente. Tanto es así que hasta aprovechan la hora de la comida para ir a hacer surf.

Hi soy Mario: Llegué aquí con un nivel de inglés -10 y buscando trabajo “de lo que fuera” siendo consciente desde España que sería imposible trabajar en Recursos Humanos (aunque ahora no lo descarto).

Tras algunas pruebas empecé de friegaplatos en un restaurante italiano, en el que aunque el ambiente laboral era inmejorable, 16$/h más cena todos los días, me avisan en el mismo día si tenía que trabajar o no, por lo que prácticamente no podía hacer planes de viaje.

Paralelamente, también trabajé en una empresa de muebles malagueña con sede aquí ayudando en el transporte cuando necesitan una ayuda extra. También hice un trial junto con un amigo en un lavadero de coches donde el manager nos decía que no trabajáramos tan deprisa, que no hacía falta esforzarse tanto.

Cambié de restaurante, y seguí como friegaplatos y ayudante de cocina, pagaban mejor, con un horario semanal y fines de semana libre pero nunca me gustó trabajar en la hostelería así que en cuanto pude me metí en la construcción. Trabajé durante un 1 mes en demolición para una ETT y finalmente me contrataron en una empresa de aislantes térmicos como instalador y conductor de camión. Trabajo de lunes a viernes, el trabajo es estable, los compañeros hacen que el trabajo sea divertido y el salario está muy bien, así que espero estar aquí hasta que me marche.
glass-mountains

Nunca hay que darse por vencido, sea cual sea tu meta, con esfuerzo y sacrificio se puede alcanzar cualquier cosa.

Continuamos nuestra aventura muy felices, pero siempre con los pies en el suelo.
En nuestro caso sabíamos a lo que veníamos y por eso Australia no nos ha defraudado, tenemos tiempo para estudiar, trabajar y disfrutar de tiempo libre para explorar sitios increíbles por todo Australia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *